El remodelado “Lord of the Highlands” atracado en el Puerto de Vigo.

FERRYBALEAR, Oliver Design

En los próximos días, el puerto de Vigo verá zarpar hacia su destino definitivo a un crucero, el “Lord of the Highlands”, peculiar por muchas razones. No tanto por sus dimensiones -apenas 45 metros de eslora- ni por su lujoso diseño y acabado, sino por las intrincadas circunstancias que han rodeado la conversión de un transbordador de pasajeros entre dos puertos mediterráneos en un hotel de lujo flotante que navegará por lagos, islas y canales de Escocia. Una auténtica metamorfosis náutica que ha puesto a prueba no solo la pericia en el diseño y la ejecución de una radical remodelación naval por parte de la firma OLIVER DESIGN, sino también su capacidad para gestionarlos imprevistos derivados de una situación inédita como la pandemia del coronavirus.
Y es que, tras 16 meses de trabajo invertidos en la completa reforma del barco, la compañía española se encontró en marzo del año pasado ante una tesitura inesperada: el armador británico que habían encargado el trabajo rechazaba hacerse cargo del barco ante las negras perspectivas del turismo náutico, en plena eclosión de la COVID-19. Especializada en diseño y arquitectura naval, la firma con sede en Getxo (Vizcaya) se vio obligada a asumir la propiedad del barco como modalidad de pago por sus servicios, e iniciar gestiones para encontrar comprador
entre operadores turísticos de todo el mundo. Y ello en un momento en el que cualquier tipo de crucero turístico había quedado suspendido ante la alarma sanitaria.
Tras entablar negociaciones con armadores españoles, griegos, norteamericanos y australianos, OLIVER DESIGN logró finalmente cerrar la venta del “Lord of the Highlands” con un operador que pretende dar al barco el mismo destino para el cual fue remodelado: travesías de pocos días de duración por los lagos de las Tierras Altas de Escocia y las Islas Orcadas. Y el crucero está ahora a punto de partir hacia su destino definitivo desde Vigo, en cuyo puerto se ha llevado a cabo su reconversión.

Vista aérea del “Lord of the Highlands”.

El nuevo propietario del barco es Hebridean Island Cruises Ltd, una compañía con sede en Skipton (Yorkshire, en el Norte de Inglaterra) especializado en cruceros de lujo, cuyo principal activo ha sido hasta la fecha el “Hebridean Princess”, otra embarcación de tamaño medio dedicada a explorar las islas de la costa Oeste de Escocia. Hebridean anunció en agosto pasado la adquisición del “Lord of the Glens”, un barco muy similar al “Lord of the Highlands”, propiedad de Magna Carta Steamship Co Limited, el mismo armador que encargó este último proyecto

De Turquía a Escocia, pasando por Vigo

La singular trayectoria del “Lord of the Highlands” se inicia en 2012, cuando el astillero turco Medyilmaz concluye la construcción de un pequeño ferry de 400 plazas, el “Necdet Ali Yildirim”, para cubrir un corto trayecto de ocho millas entre el puerto turco de Cesme y la isla griega de Quíos. Una embarcación destinada a cubrir una breve travesía, sobria y carente de cualquier tipo de lujo, que ha experimentado, de la mano de OLIVER DESIGN, una radical transformación. Y que tiene su antecedente en un trabajo similar realizado hace 20 años por la firma española para el mismo armador, la compañía británica Magna Carta Steamship Co Limited, con sede en Londres.
En aquel caso, se trató igualmente de remodelar completamente un transbordador que operaba en el Mar Egeo para convertirlo en un crucero de pequeño formato, el “Lord of the Glens”, destinado al turismo en Escocia. Sus dimensiones son muy parecidas al “Lord of the Highlands”: 46 metros de eslora por 10 de manga, cuatro cubiertas y una capacidad para 54 pasajeros y 20 tripulantes. Además de esta primera y radical reconversión, OLIVER DESIGN se ocupó más recientemente de su rehabilitación y puesta al día, en el año 2015.

La decoración interior y la dotación de servicios es uno de los elementos distintivos del nuevo “Lord of the Highlands”

El “Lord of the Glens” ha proporcionado a Magna Carta una ruta turística única: la conexión entre Inverness, a orillas del Mar del Norte y considerada la capital de las Highlands, con la costa Oeste de Escocia y las islas Hébridas(Mull, Iona y Skye), atravesando el mítico Loch Ness. Dicha conexión es posible gracias a una histórica obra de ingeniería que está a punto de cumplir 200 años: elCaledonian Canal, que salva la lengua de tierra de apenas 30 kilómetros que separa dos mares en su parte más estrecha. Inaugurado en 1822, las pequeñas dimensiones de las 29 esclusas que permiten salvar las diferencias de nivel entre los tres grandes lagos que atraviesa el Canal y el mar -de hasta 32 metros de altura- solo permitían el paso de pequeñas embarcaciones privadas de recreo. Magna Carta ideó un “hotel flotante” ajustado a su tamaño, proporcionando una oferta turística exclusiva por las limitaciones en el número de pasajeros, apenas 50 en cada singladura. Lo original de la propuesta y el escaso número de plazas convirtió al “Lord of the Glens” en un crucero muy exitoso, cuyas listas de espera obligaban a reservar plaza con hasta dos años de antelación sobre la fecha de la travesía. Lo que indujo al operador turístico a duplicar su capacidad con el “Lord of the Highglands”.
El proyecto de conversión -diseñado, dirigido y supervisado por OLIVER DESIGN en la modalidad llave en mano- ha supuesto un trabajo singular en el ámbito naval, especialmente en el segmento de buques de pasaje. Al tiempo que ha representado un doble desafío: por un lado, su complejidad técnica, que ha implicado entre otras cosas redimensionar el casco; y por otro, el cuidado acabado de interiores que exige una embarcación de recreo del más alto standard. Algo equiparable a lo que, en el sector de automoción, supondría convertir un autobús de transporte urbano en la más sofisticada y lujosa autocaravana.
Se da la circunstancia de que el nuevo crucero completará sus dos singladuras más largas y complicadas en el tránsito entre su primer destino y el que le espera en breve. Y es que el “Necdet Ali Yildirim”, tras siete años de servicio conectando dos islas del mar Egeo separadas por apenas ocho millas, tuvo que completar una travesía de 2.500 millas náuticas hasta recalar en Vigo para su remodelación. Y el ahora renombrado “Lord of the Highlands” deberá emprender un viaje de unas 1.300 millas hasta su nueva base en Inverness, desde donde completará trayectos nunca superiores a 200 millas náuticas en sus diferentes rutas.

Un casco más grande, una cubierta adicional y nuevos espacios interiores

Las características del nuevo “Lord of the Highlands” han requerido alargar la eslora en tres metros, y en uno la manga, respecto al casco de su antecesor, además de implementar un lastre adicional a la quilla para dotar a la embarcación de mayor estabilidad, teniendo en cuenta que se ha incorporado una cubierta adicional. Los sistemas de propulsión se han renovado a fondo, incluyendo dos nuevos generadores principales de 250 kW, cuadros eléctricos automatizados y nuevos equipos tanto de navegación como de rescate y salvamento. También se ha dotado al barco de una planta de tratamiento de aguas residuales y de un separador de agua de sentinas para evitar el vertido de aceites. Y se han instalado puertas correderas automáticas en los compartimentos estancos del casco.
Asimismo, ha sido preciso adaptar el buque -bajo bandera turca en origen- a las más rigurosas reglamentaciones navales vigentes en Europa. Y la redistribución de espacios interiores ha sido
total: de las dos amplias salas originales, ocupadas en su práctica totalidad por asientos para 700 pasajeros, a 22 espléndidos camarotes, un amplio salón-bar y un restaurante. Además de los
espacios para acomodar a la tripulación y los servicios de cocina y almacén, junto a la adaptación del puente de mando a las nuevas características del barco. Su nueva configuración es la de un navío de 45 metros de eslora por 10 de manga y 737 TRB (Toneladas de Registro Bruto).

El diseño de los camarotes está inspirado en la imagen tradicional de los trenes de lujo.

La decoración interior y la dotación de servicios es otro de los elementos distintivos del nuevo “Lord of the Highlands”, con un diseño para los camarotes inspirado en la imagen tradicional de los trenes de lujo: recubrimientos a base de maderas nobles, tapicerías de alta calidad y línea clásica, junto con una cuidada elección de mobiliario, elementos de iluminación y complementos.
Todos los camarotes disponen de aseo individual completo, y están dotados con aire

acondicionado individualizado -adaptado a los rigores del clima escocés- y aislamiento térmico y acústico, además de conexión telefónica y equipo de televisión por satélite.
Los requerimientos de alta calidad de acomodación para el pasaje han constituido uno de los retos a la hora de diseñar y habilitar el nuevo “Lord of the Highlands”, de manera que los estándares de confort fueran compatibles con la estricta normativa de seguridad naval que exige la Organización Marítima Internacional (normas IMO). La utilización de paneles sándwich con relleno de lana de roca para compartimentar los diferentes espacios han permitido cumplir los requerimientos en materia de materiales ignífugos.

Distribución de espacios en las cuatro cubiertas
El nuevo “Lord of the Highlands” es un elegante crucero con cuatro cubiertas:

  • Cubierta inferior: junto a la sala de máquinas y otros espacios auxiliares (lavandería, depósitos de agua, tratamiento de aguas residuales, depósito de combustible), acoge cinco camarotes destinados a la tripulación.
  • Cubierta principal: incluye una suite junto a la proa y otros siete camarotes dobles, de los que cuatro tienen acceso a un balcón exterior. En la parte posterior se ubican la cocina (dotada de un ascensor que conecta con el comedor), el comedor de la tripulación y, en la zona exterior, los equipos de salvamento y emergencia.
  • Cubierta del Puente: con el puente de mando a proa, alberga también el camarote del capitán y otros 13 camarotes dobles para el pasaje.
  • Cubierta superior: los grandes ventanales del restaurante y del salón-bar, junto a una terraza exterior en proa, la convierten en el lugar idóneo para disfrutar de los paisajes durante el viaje.
    Las tres cubiertas destinadas al pasaje homenajean a la novela clásica de espionaje ambientada
    en Escocia “Los 39 escalones”, título llevado al cine por Alfred Hitchcock en 1935: la principal se llama John Buchan, como el autor del libro; la cubierta del puente es la Richard Hannay, como el protagonista de la trama; y la superior se denomina Tweedsmuir, como el título nobiliario otorgado por el rey Jorge V al autor de la novela.
Los requerimientos de alta calidad de acomodación para el pasaje han constituido uno de los retos a la hora de diseñar y habilitar el espacio.

Tareas de OLIVER DESIGN y de las empresas colaboradoras y subcontratadas
Además de las labores de diseño exterior, planeamiento arquitectónico de interiores y coordinación de todo el proyecto en la modalidad llave en mano, las tareas de habilitación a bordo del “Lord of the Highlands” han supuesto para OLIVER DESIGN en torno a 10.500 horas de trabajo, con picos de hasta 20 operarios trabajando simultáneamente en el barco. Simultáneamente, ha liderado a un selecto grupo de firmas especializadas en diversos campos,

la mayor parte de ellas radicadas en la localidad de Vigo, lugar elegido para la reconversión del
barco:
• Insenaval se ha ocupado de la ingeniería técnica (estructura, sistemas principales y estabilidad del barco).
• Talleres Gestido se ha responsabilizado de la obra en acero, la superestructura de aluminio, la red de tuberías y el armamento de elementos para la navegación.
• Astilleros Armada, además de haber proporcionado espacio para el varado del barco en sus instalaciones, se ha ocupado de los trabajos de tratamiento de la chapa, pintura y otras tareas relacionadas con el casco y puesta a punto de timones, ejes y hélices, entre otros elementos.
• Solem ha completado la instalación eléctrica, incluyendo todos los nuevos cuadros que ha requerido la reforma.
• Protecnavi se ha hecho cargo de la tubería sanitaria y contra incendios, y de la correspondiente al aire acondicionado.
• Carpinautic es responsable de la fabricación y montaje del mobiliario interior.
• Bureau Veritas se ha encargado de la revisión de planos y la inspección de la obra.

Sobre OLIVER DESIGN

OLIVER DESIGN es una compañía especializada en diseño y arquitectura naval, fundada en 1990 por el ingeniero naval Jaime Oliver. La firma, con sede en el País Vasco y delegaciones en Santander y Cádiz, ofrece una amplia gama de servicios para astilleros y armadores, entre los que se incluyen el diseño conceptual de barcos, perfil exterior, desarrollo del proyecto arquitectónico, diseño de interiores, planos constructivos, habilitación, gestión integral y supervisión de obra. Su catálogo de proyectos incluye cerca de 400 barcos de la más variada tipología: desde buques escuela a yates de recreo, pasando por barcos de transporte, pesqueros, dragas, ferris, cruceros, etc. La trayectoria de la empresa está acreditada por reconocimientos y galardones internacionales, entre ellos varios Premios Shippax de diseño naval.

4 comentarios en «El Transbordador “Lord of the Highlands” reconvertido en crucero de lujo por Oliver Design pondrá proa a Escocia»
  1. Buenas tardes, Almariya rumbo a Motril .Veremos a qué se debe este movimiento.El Ciudad de Ibiza , ha sido el el encargado de realizar la rotación semanal con Orán sólo con carga.Saludos

  2. Buenos días Vicente.
    En el bridge anuncian la presencia del Lady Moura en Ibiza. El nuevo armador del Lady Moura es mexicano pero no es Alberto Bailleres. Es otro mexicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *